¡ENTIENDE LA LETRA PEQUEÑA DE TUS SEGUROS!


¿Qué es el consorcio de seguros?


Seguramente habrás oído mencionar el Consorcio de Compensación de Seguros alguna vez en los informativos. Y es que, cada vez más, ocurren desastres climatológicos y con ellos, las personas pierden sus coches, casas e incluso sus negocios. Este es el contexto más frecuente en el que se habla del Consorcio de Compensación de Seguros, ya que éste ayuda a los afectados de una catástrofe natural a sufragar los gastos de los daños ocasionados. Sin embargo, existen otras situaciones en las que podemos recurrir al Consorcio de Seguros, lo detallaremos a lo largo de este artículo.

En primer lugar vamos a conocer quienes son El Consorcio de Compensación de Seguros.

Según se definen en su página web, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es «un instrumento al servicio del sector asegurador español, con una amplia trayectoria histórica, es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Desempeña múltiples funciones en el ámbito del seguro, y entre ellas destacan las relacionadas con la cobertura de los riesgos extraordinarios, el seguro obligatorio de automóviles, el seguro agrario combinado y la liquidación de entidades aseguradoras’’.

En definitiva, se trata de una solución creada por el Gobierno para que en caso de que las aseguradoras no sean capaces de cubrir los daños ocasionados, por una situación extraordinaria, haya alguien que pueda garantizar el reembolso de los bienes dañados, de la ciudadanía en general.

Desastres naturales

Como ya hemos comentado, una de las acciones más frecuentes del CCS tiene que ver con el daño causado por los fenómenos naturales. Como por ejemplo, la reciente erupción del volcán en la isla de La Palma, las riadas que se suelen dar en la gota fría en la zona del levante, tormentas marítimas que destruyen zonas costeras, tornados y vientos extraordinarios superiores a 120 km/h.

Seguros de Vehículos

El Consorcio de Seguros también cubre, en casos extraordinarios, siniestros relacionados con un vehículo. Uno de los casos más frecuentes, es el de un conductor que provoca un siniestro y se da a la fuga, o bien, no tiene seguro de coche. En estos supuestos el Consorcio sería el encargado de hacer frente a los gastos de reparar el vehículo. Una buena garantía, ya que es una faena tener que pagar a causa de alguien que ha incumplido la ley al no tener seguro.

Daños violentos

Otro de los casos, en los que el Consorcio puede asumir los gastos de los daños, es en un ataque terrorista, un motín, un tumulto popular, sedición o rebelión. Además de las actuaciones llevadas a cabo por cuerpos de seguridad o fuerzas armadas, en tiempos de paz.

Asegurador Consorcio de Seguros

Por ley, todos los vehículos a motor deben estar asegurados, sin embargo, no existe obligatoriedad en que las aseguradoras tengan que dar sus servicios a todos aquellos que los soliciten. Por esta razón, el Consorcio de Seguros también actúa como un asegurador directo donde te aseguran tu vehículo si así lo deseas. En ese caso, les pagarás a ellos la prima, lo cual es una buena solución si ninguna compañía te quiere asegurar. Importante que sepas que ésta opción siempre será más cara que en las compañías privadas.

Requisitos para cobrar del Consorcio

Existen algunas condiciones interpuestas por el Consorcio de Seguros, entre ellas, queremos destacar las más recurrentes.

  • Que exista un seguro al corriente de pago. Por ejemplo, para que el consorcio pueda asumir los daños provocados en tu casa, tras desbordarse un río, deberás tener tu casa al corriente de un seguro de hogar.
  • Lo mismo ocurre con un siniestro en la carretera, si no tienes asegurado tu coche no podrás cobrar el consorcio si la persona que te ha provocado el siniestro no tiene tampoco seguro.
  • Además también han fijado un período de siete días desde la fecha de emisión de la póliza para tener derecho a la compensación del consorcio.
  • El Consorcio solo se hace cargo si la cobertura de inclusión obligatoria no es asumida expresamente por la compañía de seguros.

Y finalmente hay que tener en cuenta también que se excluye la lluvia directa, sobre un bien asegurado que provoque un siniestro.

En conclusión, contar con el Consorcio, es otra de las grandes razones por las que asegurar tu casa, así podrás estar tranquilo que si ocurriera una desgracia climática, el consorcio podría pagarte los daños, no dejándote desamparado.

Para más información acerca del Consorcio de Seguros, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?